Caso Práctico

¿Cuándo?

Desde el 30 de mayo hasta el 15 de agosto de 2017

¿Dónde?

Hospital Clinico San Carlos de Madrid, Área de UCI Neonatología bajo la tutela del Dr. Martínez Orgado y con la ayuda de todo el equipo médico del turno de tarde.

¿A quién?

11 bebés con menos de 40 semanas de gestación. sólo dos bebés estuvieron más de 50 días hospitalizados y de los 9 restantes, la media de ingreso hospitalario fue de 30 días.

30% sexo femenino – 70% sexo masculino

100% nacidos con menos de 34 semanas

Los objetivos iban acompañados de unas hipótesis en las cuales no sólo entraban los factores médicos, sino también los éticos e interpersonales de la UCIN.

¿CÓMO?

Se expuso al bebé a 30-45 minutos diarios de música clásica. Durante los dos meses y medio de investigación, los parámetros más observados fueron las constantes vitales: FR, FC y SatO2. Un prematuro debe rondar las 130-140 de FC de media para considerar que está relajado y entre 40 y 60 de FR.  La SatO2, puede llegar a los 99-100% y no menos de 80%.

Debido a que no todos los bebés permanecían el mismo tiempo en la UCIN, propuse dos tipos de estudio, el de corto y el de largo plazo. Los pacientes de corto plazo fueron aquellos que estuvieron menos de un mes, como por ejemplo dos gemelos prematuros ingresados tan solo 3 días por ictericia, pero que al ganar peso rápido y mejorar sus afecciones fueron dados de alta. Como largo plazo, merecen mención especial dos pacientes, también gemelos, que estuvieron hospitalizados más de 80 días, de los cuales recibieron musicoterapia alrededor de 35 días, en los cuales, como se verá en las gráficas, se vio reducida su FC en casi un 30% al final de la terapia.

De uno de los pacientes, he de destacar, cómo pude ver por mí misma, que, al exponer a la paciente a la terapia musical, el hemisferio derecho recibía las ondas sonoras activando así las ondas cerebrales del bebé, demostrado anteriormente por Gutiérrez C (et all 2004)

 

Se observa el cambio de la ondas cerebrales
Fin de la terapia musical

Inicio de la terapia musical